Delimitar zonas de bajas emisiones ya era una realidad en grandes ciudades como Madrid, Barcelona y posteriormente, Zaragoza. Una tendencia que sigue creciendo en el resto del territorio nacional con el objetivo de reducir emisiones contaminantes derivadas de la movilidad urbana. Además, de que se está viendo reforzada por la aplicación de la nueva Ley de Cambio Climático, que fue aprobada en abril del pasado año (Ley 7/2021, de 20 de mayo, de cambio climático y transición energética).

Así pues, desde comienzo de este año son muchos municipios los que se han ido sumando a esta tendencia (los de más de 50 mil habitantes) que están planificando crear nuevas zonas de bajas emisiones, requisito exigido por dicha ley y que tiene como fecha límite finales de 2022.

De forma directa, las consecuencias derivadas de este aumento de zonas de bajas emisiones afecta a las restricciones en el tráfico urbano y por consiguiente, al sector profesional del transporte de mercancías y pasajeros.

Moverse por las ciudades y núcleos urbanos no es, ni será tan fácil. Y el transportista profesional necesitará aplicar una solución para solventar estos problemas y los de última milla.

Obtener la Etiqueta Eco para poder circular sin restricciones

La solución por la que está apostando este sector es adaptar los vehículos al GLP. Ya sea un vehículo diésel o gasolina, ambos tipos de vehículo pueden ser convertidos a GLP.

El GLP es el combustible alternativo más demandado y garantiza una gran reducción de emisiones contaminantes (entorno a un 35% frente al gasoil). Gracias a ello permite obtener la Etiqueta ECO de la DGT.

Pero, ¿qué ventajas ofrece la Etiqueta ECO y cómo nos puede beneficiar en este sentido?

  • Dentro de las etiquetas de la DGT obtener una etiqueta ECO, supone principalmente poder circular por los núcleos urbanos sin apenas restricciones. Dentro del etiquetado de la DGT sería la segunda etiqueta más ecológica, por delante estaría la etiqueta Cero (sólo para eléctricos, híbridos enchufables y vehículos de hidrógeno)

Una importante pregunta que muchos de nuestros clientes nos plantean es si todos los vehículos pueden conseguir el distintivo ECO.

La respuesta es que por ejemplo, para vehículos gasolina el requisito es que incorporen la normativa de emisiones Euro 4,5 o 6 y que hayan sido matriculados desde el 2006. Y en vehículos diésel los que incorporen Euro 6 (Tecnología Dual-Fuel)

El ahorro en combustible, el GLP sigue siendo el más barato frente a la gasolina y diésel

  • Para un vehículo gasolina, convertirlo a GLP supone que el consumo pasa a ser 100% GLP (o Autogas) y por tanto, conlleva un ahorro económico del 45% en combustible.
  • Esto también es válido para vehículos electrificados de gasolina (Hybrid Electric Vehicle, HEV): Con la conversión a GLP, se pasa a consumir 100% Autogas GLP, en lugar de gasolina.
  • En vehículos diésel, el ahorro en combustible supone alrededor del 30%, por lo que el ahorro es también considerable.

Puedes consultar más ventajas y beneficios que aporta la Etiqueta ECO aquí: Conversión a GLP- Obtener la Etiqueta ECO

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.