Los coches eléctricos de hidrógeno presentan grandes ventajas por contar con este combustible, que es totalmente sostenible y más económico. Por contra de la problemática que presentan los conches eléctricos, a la hora de ser recargados (escasos puntos de recarga, largo tiempo de espera para recargar, fallos en los puntos de recarga, procesos complejos, etc) los vehículos de hidrógeno que funcionan con pila de combustible suponen la solución a ese gran problema.

Contar con el hidrógeno como combustible de tu vehículo puede tener muchas más ventajas:

  • Se trata de un combustible que proviene de fuentes renovables. Es por tanto, totalmente sostenible ya que no es contaminante y no emite ni NOx, ni CO2. Lo único que expulsa en su combustión sólo es vapor de agua. Lo cuál de cara al medio ambiente, es una buenísima solución.
  • El hidrógeno debe ser procesado antes de su utilización, pero en realidad se trata de un combustible inagotable . Y es que, aunque el hidrógeno no se encuentra en la naturaleza en forma de gas, sino de compuesto con otros componentes y necesita transformarse en gas para ser utilizado.
  • Los costes de mantenimiento son menores 
  • Mayor rendimiento energético
  • Los vehículos que cuentan con este combustible consiguen la ‘Etiqueta Cero’ de la DGT

Coches de hidrógeno y pila de combustible vs Vehículos híbridos de hidrógeno

¿Cómo funciona el motor? El proceso es muy sencillo. El hidrógeno almacenado en el depósito a alta presión, es mezclado con oxígeno. Se produce entonces una reacción química que produce dos cosas:

    • Electricidad para propulsar el coche
    • Vapor de agua

A pesar de las muchas ventajas que presenta el hidrógeno, contar con un coche que funcione totalmente con hidrógeno y pila de combustible, presenta otras limitaciones. Como pueden ser:

  • Se trata de vehículos muy caros, incluso más que adquirir un coche eléctrico.
  • A día de hoy es necesario implementar más hidrogeneras. Algo que en otros países han tomado la iniciativa

Así pues, los vehículos híbridos de hidrógeno se presentan como la solución obteniendo con ellos la autonomía que nos proporciona poder utilizar dos tipos de combustible el hidrógeno o gasolina/gasoil, ser más económicos  o el rendimiento de los eléctricos para el caso de los híbridos enchufables. Con ambos tipos el vehículo consigue su distintivo ECO de la DGT, por la que los conductores se benefician también de grandes ventajas con ello.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.